reyes_visigodos_codex_vigilanus
Reyes Visigodos en el Codex Vigilanus

Comentario correspondiente a la PED de Historia Medieval I del libro de J. ORLANDIS: Historia del Reino Visigodo Español. Los acontecimientos, las instituciones, la sociedad, los protagonistas. Madrid: Rialp, 2003.

a) Resumen:

     Historia del Reino Visigodo Español es un compendio que expone y explica las claves para comprender los procesos que se desarrollaron en la Hispania tardo-antigua y alto-medieval, los tres siglos que transcurren desde la entrada de suevos, vándalos y alanos en 409, hasta la derrota de Rodrigo en el Guadalete y la caída del reino, asombrosamente rápida y estrepitosa, a manos de los musulmanes en 711.

     La primera parte detalla los hechos que marcaron la evolución política, el tránsito desde los grandes caudillos godos “itinerantes” a los reyes asentados en Tolosa; la caída de este reino a manos de los francos y el traslado a Hispania bajo la égida ostrogoda con Teodorico el Grande; la emancipación y expansión del reino arriano de Toledo hasta Leovigildo, y su transformación en una monarquía católica.

     Junto con los hechos visigodos e hispanos, se desarrollan ampliamente aquellos procesos adyacentes sin los cuales no se podría comprender la época correctamente: el devenir de suevos, vándalos y alanos; las penurias del Imperio Romano Occidental hasta su extinción en 476; el resurgir bizantino con Justiniano, o las cuestiones religiosa y judía. Se completa el panorama político-administrativo con un análisis en profundidad de las instituciones mediante las cuales se gobernaron: monarquía, asambleas, administración central y territorial, administración de Justicia, hacienda, ejército y Derecho.

     Continúa en la segunda parte el análisis de la infraestructura del reino, con especial énfasis en el aspecto demográfico, ya que la amalgama étnica de componentes prerromanos, romanizados, germánicos y judíos tuvo una importancia vital en la evolución del reino, y también en su caída. Un capítulo fundamental muestra cómo la estructura social evoluciona hacia formas claramente pre-feudales, dando lugar a distintos grupos aristocráticos, una masa libre (que en zonas rurales irá perdiendo su libertad mediante la encomienda para buscar protección) y una población servil con peculiaridades y jerarquía propias. Y finalmente, las actividades económicas se describen con todo detalle, con especial énfasis en la agricultura y la ganadería, pero sin olvidar la industria, el comercio, la moneda y el crédito.

     La tercera parte describe la riqueza cultural que produjo la etapa, inseparable de la compleja y cambiante realidad religiosa, que evolucionará paralelamente a la unificación política en el sentido de una unificación religiosa en el catolicismo ortodoxo, aunque sin olvidar la espinosa (y al final del período, influyente) cuestión judía. Nos describe al detalle las instituciones que articularon la administración religiosa, y cómo ésta se irá solapando progresivamente con la civil, en ambos sentidos: además del cesaropapismo de los últimos reyes godos católicos y de su participación en los Concilios Generales de Toledo, también se vio cómo éstos se convertían en asambleas mixtas civiles y religiosas, o cómo los obispos participaban en la elección del rey.

     La cultura, en todas sus formas, aparecía ligada a lo eclesiástico: formación del clero y del monacato, teología, derecho canónico, liturgia peculiar, cultura escrita, bibliotecas literatura. Apenas unas pocas excepciones escapan a este “monopolio” cultural eclesiástico, entre los que destacó el moderado e ilustrado rey Sisebuto, que, sin embargo, erró de plano al exacerbar la hasta entonces poco complicada cuestión judía.

     Termina la obra con un compendio de doce breves reseñas biográficas de otros tantos personajes, que comprenden reyes, nobles y religiosos cuyas vidas, bien conocidas y documentadas, son sumamente ilustrativas de diferentes aspectos (políticos, sociales, religiosos, culturales) estudiados en el tratado.

     Todo ello se completa con un rigurosísimo tratamiento de las fuentes primarias y secundarias, y una extensa reseña bibliográfica que se detalla al final de cada bloque.

 

b) Comentario crítico: aportación realizada por el estudio en el campo de la Historia Medieval;

     Este tratado expone de forma rigurosa y exhaustiva las líneas maestras de los procesos que se desarrollan en  tres siglos cruciales de la Historia de Europa (y también de España): el tránsito desde la Antigüedad tardía hasta la Alta Edad Media; desde el Imperio Romano hasta los Estados medievales; desde la economía esclavista hasta el sistema feudal.

     Desde una perspectiva de la Historia Universal, pudiera parecer que el caso hispánico no fue muy significativo del panorama medieval europeo, ya que este tránsito resultó truncado por la temprana invasión musulmana. Sin embargo, esta obra ayuda a entender, por una parte, cómo se fue labrando un sistema proto-feudal en Hispania, de forma rápida y completa. A la llegada de los musulmanes, las estructuras políticas, sociales y culturales eran tan plenamente feudales como en los reinos francos, si no más. Por otra parte, los reinos cristianos se formarán rápidamente durante el S. VIII y se declararán pronto herederos de los visigodos (especialmente, el Astur-Leonés), reimplantando y revitalizando rápidamente todas las líneas de fuerza del reino de Toledo (si bien con menor extensión).

c) Opinión personal.

     La obra de Orlandis proporciona una síntesis amplia, prolija, muy bien estructurada y de fácil acceso, a todos los aspectos relativos al reino visigodo. Ideal para adquirir una visión completa, además de un excelente punto de partida ampliar cualquier aspecto a partir de la completísima bibliografía.

     El riguroso tratamiento de las fuentes y la amplitud en el tratamiento de los temas no son obstáculo para permitir una lectura agradable, que se completa con las doce reseñas biográficas que presenta al final. Corresponde esta sección a la obra “Semblanzas Visigodas” del mismo autor, que en esta última edición ha sido añadida al texto, y que suponen una agradable forma de ilustrar de los diferentes aspectos tratados.

     Ilustración que, por otra parte, se echa de menos en el apartado gráfico: apenas un par de mapas apoyan la exposición. Una futura reedición debería tener en cuenta la gran utilidad pedagógica que pueden tener ilustraciones, mapas, cuadros sinópticos, fotografías y otros elementos de apoyo gráfico. En este sentido, el arte visigodo (especialmente lo relativo a la arquitectura prerrománica) tiene un tratamiento algo escaso, en proporción a lo extenso de otras materias.

     Por lo demás, ha resultado una experiencia valiosa y agradable profundizar en el conocimiento de este período clave en la Historia de España, y su encuadre en la Alta Edad Media temprana europea.

d) Esquema comentado

Siglas: VG = Visigodos; OG = Ostrogodos; BZ = Bizantinos; FR = Francos; HR = Hispano-Romanos

PARTE I: POLÍTICA Y ADMINISTRACIÓN

  1. 1.      Fuentes
  • S. V: Orosio (Historia contra los Paganos) e Hidacio (Crónica).
  • S. VI: Jordanes (Gética), Máximo de Zaragoza (Cronicón), Juan Biclarense (Crónica) y Gregorio de Tours (Historia Francorum).
  • S. VII: S. Isidoro (Historias de Suevos, Vándalos y Godos), Fredegario (Crónica) + Concilios / Leyes.
  • S.VIII: Crónicas Mozarábica y Asturiana, Ajbar Machmua.

(+ Fuentes secundarias: noticias aisladas en otras fuentes, p.ej., Olimpiodoro, Próspero de Aquitania…)

  1. 2.      La penetración del S. V y el reino Visigodo de Tolosa:

     1ª mitad del S. V: caos en el Imp. Occidental: 407-409; usurpadores desde Britania; Constantino III envía a Constante con mercenarios (“honoríacos”); intento defensivo aristocracia Hispano-Romana (HR) local (Dídimo, Veriniano, Lagodio, Teodisolo).

  • Visigodos (VG): Alarico (saqueo Roma 410), Ataúlfo (desposa Gala Placidia); fundación reino Tolosa (Walia y Teodorico I): tensiones contra Valentiniano III (y Aecio).
  • Vándalos: 409-429; salida a África.
  • Suevos: establecidos en Gallaecia y expansión hasta 456.

2ª mitad del S. V: líneas de fuerza en Hispania:

  • Suevos: enfrentados a HR galaicos y a VG (Teodorico II).
  • Tensiones en Roma, hasta la desaparición (476).
  • Penetración VG: varias oleadas (Eurico, 472).
  1. 3.      El Reino Visigodo Español:
  • Caída del reino de Tolosa (Vouillé, 506): Francos (FR) católicos de Clodoveo derrotan a Godos arrianos de Alarico II (+) pese a mediación de Teodorico el Grande (Ostrogodo). → Retirada VG a Hispania y ocupación FR de Galia (excepto Septimania VG)
  • Dominio OG (506-547): regencia y tutela de Teodorico OG + generales OG (Theudis y Theudiselo). Desplazamiento del eje del reino al Sur.
  • Guerra civil (Agila – Atanagildo) => intervención bizantina (BZ, expansionismo de Justiniano); católicos apoyan a Atanagildo, pero BZ ocupan Bética y Cartagena.
  • Leovigildo:

Unificación: campañas contra BZ (Bética), sappos (Sabaria, Zamora), cántabros, suevos, aregenses (Orense).

Refuerzo de la monarquía (majestad del rey).

Cuestión religiosa: intento de atraer católicos al arrianismo, cesiones (fracaso) y rebelión de Hermenegildo.

  1. 4.      El Reino Visigodo Católico:
  • Transición al catolicismo (586-621): rápida, Recaredo: (“Gobierno Conjunto” = alianza con Iglesia) → Sisebuto, ilustrado, unión completa.
  • Plenitud del reino: expansión máxima (Suinthila expulsa BZ) y líneas constitutivas de la monarquía VG (Concilio Toledo IV, Sisenando y codificación jurídica de Chindasvinto y Recesvinto: Liber Iudiciorum):

Sacralización de la autoridad real (fortalecida).

Formalización del procedimiento sucesorio (electivo).

Garantías procesales (Habeas Corpus VG), contra arbitrariedad.

  1. 5.      Ocaso y Ruina:

Choque contra el arrollador avance musulmán => derrumbe masivo y espectacularmente rápido, por los factores siguientes:

    • Desmoralización: Peste, hambrunas, crisis económica (ola de suicidios con Witiza).
    • Feudalización: resurgimiento clanes aristocráticos (Ej.: traición de Oppa contra Rodrigo).
    • Crisis eclesiástica (S. Julián de Toledo).
    • Cuestión judía (represión Ervigio y Égica): judíos apoyaron rápidamente a los invasores (incluso militarmente).
  1. 6.      Instituciones Político-Administrativas:
    • Monarquía: evolución de su legitimidad (caudillo → rey → majestad → católico) independientemente de mecanismos para la sucesión (elección, herencia, asociación al trono, unción católica).
    • Asambleas:

                            Exercitus (todos los guerreros): muy excepcional.

Aula Regia: nobles y religiosos, función electiva del rey.

Oficio Palatino: ≈ consejo de Ministros (Condes).

Concilios de Toledo (mixtos religioso-civil desde Toledo IV).

    • Administración Territorial:

ž          Provincias (Cartaginense – Cartagena/Toledo, Tarraconense – Tarragona, Bética – Sevilla, Lusitania – Mérida, Gallaecia – Braga, Septimania – Narbona) → Rector Provinciae.

ž          Provincias castrenses (Cantabria, Asturiense) → Duque.

ž          Territorium (comarca) → Iudex/Comitatus

ž          Conventus Publicus Vicinorum: asambleas de h. libres.

    • Justicia: el rey como última instancia; asistentes y jueces.
    • Hacienda: exención nobiliaria; estructura recaudatoria.
    • Ejército: tropas estables (hueste del rey) y leyes de leva extraordinaria.
    • Derecho: cuestión de la naturaleza personal o territorial del Derecho VG.

PARTE II: SOCIEDAD Y ECONOMÍA

  1. 7.      Población :
    • Grupos étnicos:

ž          Indígenas: puebles preexistentes más o menos romanizados (resurgen etnias prerromanas).

ž          Germánicos (suevos, vándalos y VG).

Asentamientos militares: guarniciones (Toledo, Mérida, Barcelona), nuevas fundaciones (Recópolis, Victoriacum, Ologicus) y fortalezas contra FR (en Septimania y Pirineos).

Asentamientos populares: franja central (necrópolis VG).

ž          Minorías: bretones (Gallaecia), africanos (huidos de vándalos) y bizantinos (comerciantes).

ž          Judíos: comerciantes en zonas urbanas de Bética y Medit.

    • Lugares de residencia:

ž          Urbano (protección de murallas)

Eclesiásticos (obispados).

Aristócratas (VG, HR o mixto, con sus séquitos).

Profesionales (comerciantes, artesanos, abogados,…)

Humildes (“mercenarios” u obreros asalariados).

ž          Rural (componente indígena, pagano y ladrones):

Aristócratas (temporadas).

Privati (pequeños propietarios).

Siervos rústicos.

  1. 8.      Estructura social :
    • Nobles:

ž          Aristocracia HR (senatorial, local y sacerdotal).

ž          Nobleza VG (seniores, varones ilustres, duques, comes.

ž          Nobleza de servicio: duques y condes (tanto VG como HR), Fideles Regis (pre-feudalismo: cesión de tierras) y obispos (en el S. VII, incluso electores).

    • Pueblo libre:

ž          Urbanos: artesanos, comerciantes, profesionales.

ž          Rurales: pequeños propietarios sujetos a tributos (posesores) → evolucionan por la encomienda (protección de nobles)

    • Población servil:

ž          Según su origen: por nacimiento (vernulus) o por pena e insolvencia (≈ autoventa).

ž          Según su valor:

Idóneos: especializados, valiosos, incluso oligarquía (siervos palatinos).

Viliores: paradoja, acaban asimilándose a campesinos libres encomendados.

ž          Manumisión:

Incondicional (muy rara vez).

Retento obsequio (usufructo vitalicio a favor del antiguo dueño): más frecuente (casi siempre para siervos Iglesia).

  1. 9.      Economía :
    • Agricultura:

ž          Propiedad de la tierra: en Tolosa, hospitalitas romana; en Hispania, permanecieron terrenenientes HR.

ž          Régimen de explotación: dominicata (reserva del señor) e indominicata (cesión mediante diezmo).

ž          Cultivos: olivo, cereal, vid, miel. NO monocultivos.

ž          Técnicas: secano y regadío (importante pre-islámico)

    • Ganadería: ovina y porcina (más importante en Gallaecia: monasterios).
    • Industria: minería (suevos), aceite, construcción, cerámica, textil (cordobanes), artesanía metálica.
    • Comercio:

ž          Interior (impuesto: teloneum):

Conventus mercatorum (local).

Negotiatio (provincial)

Flumina maiore (fluvial)

ž          Exterior: transmarini negotiatores (sirios, judíos, griegos).:

Impuesto: transmarinorum canon.

Sede (almacén y lonja): cataplus.

Rutas: Italia OG (cereal), África vándala y BZ, Oriente (artículos de lujo), Britania (Irlanda: Sn), Francos (aceite, cordobanes, joyas; rutas marítima-Marsella y terrestre-Vía de las Princesas)

    • Moneda: Sist. Romano: 1 Solidus (Au) = 3 Trientes (Au) = 24 Siliquas (Ag); Evolución de la ley: reyes envilecen o regeneran según éxito en campañas militares (inactividad minas del NO). Proliferación de cecas.
    • Crédito: ejercido por judíos, tipo interés máx. limitado por ley (Eurico: 12,5%; Alarico II: 50%).

Eclesiásticos: prohibido cobrar intereses → préstamo de beneficencia.

PARTE III: IGLESIA Y CULTURA

  1. 10.  Realidad religiosa:
  2. 11.  Administración eclesiástica:
    • Corriente mayoritaria pre-VG: catolicismo ortodoxo, excepto:
    • Persistencias paganas (celtas y romanas).
    • Priscilianismo (restos en Gallaecia).
    • Judíos (convivencia buena hasta Sisebuto; represión final y apoyo a los invasores musulmanes).
    • Suevos: paganos, convertidos a catolicismo, reconvertidos a arrianismo por influencia VG.
    • VG: arrianismo, pacífica convivencia hasta Agila vs. Atanagildo → proceso de cambio Leovigildo-Hermenegildo-Recaredo.
    • Organización territorial:

ž          Provincias (equivalentes a las civiles) → obispo metropolitano.

ž          Obispados (78): elección por disciplina nicena (S. VII: intervención regia, paralela a la intervención religiosa en vida civil).

ž          Parroquias e “iglesias propias” (abusos).

    • Concilios:

ž          Provinciales → importantes decisiones administrativas.

ž          Generales: institucionalizados por Sisenando en Toledo IV (convertido en asamblea mixta civil).

    • Relaciones con Roma: buenas hasta la caída del reino OG → el papado caería bajo influencia BZ.
  1. 12.  Vida de la Iglesia:
  2. 13.  Literatura:
    • Formación del clero: escuelas episcopales y monásticas (curas rurales, sólo lectura).
    • Estatuto jurídico: necesariamente, libres y de cierta edad al ordenarse; Celibato obligatorio; exentos de servicio (no necesariamente de tributo).
    • Monacato: importante y abundante, relativamente autónomos de los obispos (Codex Regularum y Regla Común de S. Fructuoso de Braga). Ascetismo y federaciones de monasterios (S. VII).
    • Teología: altísimo nivel (S. Isidoro y S. Julián de Toledo).
    • Derecho: importantes colecciones canónicas.
    • Liturgia: rito hispánico, peculiar, perduró hasta S. XI por mozárabes y reinos cristianos.
    • Cultura escrita: exclusivamente latina (germánico: sólo oral); documentos conservados, escasos (fórmulas visigodas, epistolarios, pizarras visigóticas, homiliarios).
    • Formación:

ž          Escuelas religiosas: presbiteriales, episcopales y monásticas.

ž          Laicos: maestros particulares y corte de Toledo (Institutionum disciplinae).

    • Bibliotecas y scriptoria:

ž          Religiosas: monasterio Servitano, Agalí, Zaragoza, Sevilla.

ž          Laicas: Toledo y conde Lorenzo.

    • Literatura: eclesiástica, erudita y recopiladora (sin innovaciones):

ž          S. V: Paulo Orosio, Hidacio de Chaves

ž          Anti-priscilianismo: Baquiario y Toribio.

ž          Etapa OG: Apringio de Béjar, Justiniano de Valencia, Justo de Urgel, Nebridio de Egara, Elpidio de Huesca.

ž          S. VI: S. Martín de Braga, S. Leandro, Juan Biclarense, Liciniano de Cartagena.

ž          Padres de la Iglesia Isidoriana (S. VII): Máximo y Juan de Zaragoza, Conancio de Palencia, Eugenio II de Toledo, S. Isidoro, Braulio de Zaragoza, S. Ildefonso.

ž          Ascéticos (S. VII): S. Fructuoso, Valerio del Bierzo.

ž          Laicos (excepcionales): embajadores Agila y Oppila, duque Paulo, conde Búlgas y Sisebuto (fundamental).

PARTE IV: PROTAGONISTAS

    • Goswintha: influencia arriana
    • Recaredo: artífice del reino católico.
    • Agila y Oppila, embajadores ante Gregorio de Tours.
    • Claudio de Lusitania: duque y general HR al servicio de Recaredo.
    • Conde Búlgar: gobernador caído en desgracia y escritor.
    • Sisebuto: rey erudito, compasivo y cesaropapista.
    • Tajón de Zaragoza: obispo legendario.
    • Ervigio: conspirador oriental que astutamente destronó a Wamba.
    • S. Millán de la Cogolla: longevo pastor, religioso y taumaturgo.
    • Marciano de Écija, obispo injustamente acusado por un ambicioso.
    • Benedicta: de noble doncella a monja asceta.
    • Egilo: la ambiciosa viuda de Rodrigo, y la corona que acabó con el valí.

4 Comentarios

  1. Gracias, compañeros. Me llevé una notaza y un comentario elogioso por parte de mi tutora. Sugiero subir las recensiones que nos vaya tocando hacer, puede ser un interesante “banco de datos” de consulta para cualquiera.
    Un saludete!

Dejar una respuesta