La religión se muestra como un aspecto fundamental en la sociedad griega, sirviendo tanto como identificador colectivo que los diferenciaba del resto de pueblos, como de elemento cohesionador. Se reconocía a los mismos dioses en todas las partes del mundo griego y había una serie de santuarios de especial importancia a los que acudieron griegos de diferentes puntos y que adquirieron una notable relevancia. Los principales dioses venerados eran los doce dioses olímpicos, destacando Zeus y Apolo, si bien al margen de estos hubo otros muchos de destacada importancia como Asclepio, Pan o Dioniso.

dioses olímpicos
Dioses Olímpicos
Asclepio - Santuario de Epidauro
Asclepio

A través de rituales de gran concurrencia en los que se realizaban ofrendas, sacrificios, fiestas, festivales de música y teatro, recitales, etc., se aclamaba al dios de determinado santuario, y entre ellos destacó el santuario de Epidauro, en Argólida, dedicado al dios médico Asclepio. Asclepio era hijo del dios Apolo y una mortal.

El santuario (Asclepeion), además del templo con una estatua criselefantina que representaba al dios sentado en un trono con una serpiente en la mano (símbolo de la actividad médica), constaba de otros edificios como baños, estadio, gimnasio, palestra y el katagogeion o katagogion, que eran dormitorios donde, según leemos en el Pluto de Aristófanes, se acostaba a los pacientes ordenándoles que se durmieran tras haber sido purificados con el agua sagrada para que así el dios apareciese en sus sueños y los curases. Quizás se les indujese a un estado hipnótico o de trance para sugestionar al paciente y así aplicarle una serie de terapias desconocidas.

Recreación del Asclepeion
Recreación del Asclepeion

Tras despertar contaban sus sueños a los sacerdotes, quienes los interpretaban y les prescribían probablemente una serie de recomendaciones tales como baños, paseos, ejercicios, etc. La cuestión es que se atribuyeron numerosas curaciones milagrosas al dios lo que atrajo a un gran número de personas, y fruto de ese trasiego de gente es la construcción de numerosos edificios públicos, atestiguados desde el 380 a. C., teniendo hoy un magnífico reflejo en el espléndidamente conservado Teatro de Epidauro. Los tratamientos estaban sometidos a un pago o donación, regía una curiosa máxima según la cual en el santuario estaba prohibido nacer o morir.

Teatro de Epidauro
Teatro de Epidauro
Restos del Santuario de Asclepio
Restos del Santuario de Asclepio

Con motivo de los juegos Asclepios cada cuatro años, se reunían en Epidauro gran cantidad de personas dispuestas a disfrutar de los juegos atléticos y de los recitales de música y poesía, junto con los que llegaban en peregrinación al santuario. Tuvo su apogeo entre los siglos IV a III a.C.

Bibliografía y Recursos Web
Gómez Espelosín,F.J.:Introducción a la Grecia Antigua.Alianza,Madrid 1998.
López Melero,R.:Así Vivieron en la Antigua Grecia.Anaya,Madrid 2009.
Hernández de la Fuente,D.:Oráculos Griegos.Alianza,Madrid 2008.
http://www.tendencias21.net/clasico/MITOLOGIA-Y-MEDICINA-II-DE-APOLO-A-ASCLEPIO_a49.html?com
http://whc.unesco.org/es/list/491
http://sobregrecia.com/2008/02/25/epidauro-el-santuario-y-el-gran-teatro/
http://micamara.es/grecia/

No hay comentarios

Dejar una respuesta