El Imperio bizantino o Imperio romano de oriente fue un gigante que sobrevivió a la desaparición de su hermano occidental hasta el siglo XV. El nombre viene dado por su capital, Bizancio, anteriormente Constantinopla, y en la actualidad Estambul. En este articulo se analizarán una de las tres etapas fundamentales en su discurrir por la Edad Media:

  1. La primera etapa (565-717),  época de pérdida de poder, de reformas y transformaciones en el Imperio.

Comenzamos con una etapa de transformaciones con el Emperador Justiniano I, que nos deja un Imperio muy extenso, devolviendo el Mare Nostrum al Imperio mediante guerras y tratados con sus vecinos y ampliando las fortificaciones en las limes. Sin embargo toda esta labor, al morir se derrumbó, debido a la sangría económica que había supuesto esta restauración del Imperio.

Justiniano I
Justiniano I

Justino II (565-578), era sobrino de Justiniano y hereda el imperio, el nuevo emperador quería conseguir un gran tesoro para devolver la gloria al Imperio. No fue continuador de la política de Justiniano de pagar para evitar guerras indeseadas, por eso el tributo con Persia pactado por Justiniano en 562 fue denunciado por Justino II, que se negó a renovarlo en 572, comenzando un periodo de guerra permanente con Persia que duraría más de cincuenta años. Fue un hombre más directo, más preocupado por la seguridad y la justicia que por pagar sobornos y emprender guerras de conquista. También porque ya no había un gran tesoro en palacio y fue muy estricto con el cobro de impuestos.

 

Expansión del Islam
Expansión del Islam

Con Mahoma como profeta comienza la expansión del Islam en el año 622, toda vez que  que los Bizantino inician una nueva guerra contra los persas, se produce la “Hégira”, que determina el inicio del Islam y se extiende rápidamente unificando las tribus nómadas que discretamente estaban controladas hace años por ambas potencias y que ahora no podían con ellos. El califa omeya Muawiya en el 672 crea una gran flota con la idea de conquistar Constantinopla, asediando la ciudad entre el 674 y el 678, pero gracias a la flota bizantina y al fuego griego Muawiya es derrotado, consiguiendo este, no obstante, firmar una paz por la que se reconocería la soberanía árabe sobre las tierras imperiales de Oriente.

En Occidente, las relaciones con los Lombardos en Italia obligaron a los emperadores bizantinos a desarrollar una intensa actividad militar y diplomática. El emperador bizantino Mauricio crean el exacerbado de Rávena en el 584 para el control de los Franco, pero con el emperador Focas los exacerbados bizantinos fueron contrarios al régimen tiránico, mientras los lombardos poco a poco se van asentando en Italia, aunque el gobierno bizantino no cesó en la recuperación de Italia como parte importante del Imperio pero ya era tal la expansión de los Lombardos que en el año 678 por decisión del emperador Constantino IV, reconoce el reino de Lombardia y establece un tratado de paz con ellos.

Los Avaros, que estaban asentados en los Balcanes, junto con los Eslavos, son expulsados por el emperador Mauricio hasta el Danubio, creando un acuerdo fronterizo con el Imperio Bizantino en el año 602; pero con los emperadores Focas y Heraclio vuelven a ocupar territorios en los Balcanes, incluso en el 626 asedian Constantinopla, pero tanto las murallas defensivas como la flota bizantina forzaron su huida. Tras la derrota de los Avaros, estos se retiran al centro de Europa, mientras que a los Eslavos, un pueblo muy diferente a los Avaros que solo buscaba un territorio donde asentarse y echar raíces, se les permitió establecerse, beneficiando a estos territorios por el déficit demográfico y así repoblarlos, sobre todo con los grupos mas numerosos que fueron las tribus de Servios y Croatas.

Constantino IV
Constantino IV

Con el emperador Constantino IV intenta expulsar a los Avaros de los Balcanes pero fue vencido en el año 681, obligándole a firmar un tratado que les permitía establecerse al sur del Danubio, con Justiniano II quiso cambiar el tratado pero también fue derrotado y es con Teodosio III con el que pactan un acuerdo más costoso y activan relaciones comerciales.

Los emperadores del siglo VI, se desvinculan de la actividad militar, eran mas bien garantes de paz y de estabilidad del estado, los éxitos bélicos se debían a los generales, sin embargo existían fuerzas políticas como la unión de ciudadanos que influyeron al derrocar al emperador Focas. La fuerza del ejército como grupo de presión y la importancia que obtienen se ven obligados a una reforma donde los emperadores del siglo VII se sitúan a la cabeza del ejército. Los cambios en la administración estaban relacionados con la economía publica y el ejército.

La Iglesia tras el Concilio de Nicea
La Iglesia tras el Concilio de Nicea

Los símbolos cristianos en el siglo VI a través de las misiones para la conversión de los habitantes del Imperio y pueblos vecinos, se promulgo mas por medio de los signos como la cruz, incluso en el 622 con Heraclio en la guerra contra los persas, utilizan el icono de “la Madre de Dios”, encabezando la expedición.

Estado y Sociedad; los cambios administrativos del siglo VII se caracterizan por el abandono del sistema central, incluso el sistema de sucesión “dinástico” cuando al final del siglo VII, algunos funcionarios militares como Focas, Leoncio, Filipino, fueron nombrados emperadores.

Con la helenización del Imperio donde el Latín se va perdiendo en detrimento del Griego, como se aprecia con el titulo de Aurgustus que cambia a Basileus.

Las formas de gobierno se caracterizan por el abandono del Estado centralista, se forman los “exarcados” que permitían garantizar el control del Imperio, tanto económico como administrativo, cuyo fin era responder eficazmente a los ataques de los pueblos fronterizos, los “Temas” creados como subdivisión de unidades menores periféricas del Imperio, nombrando un “estratega” al frente de cada tema, con jurisdicción militar y administrativa, llevado a cabo en el siglo VII.

Mapa Imperio Bizantino
Mapa Imperio Bizantino

Se crea un ejercito mas profesional y con el sistema de “leva” donde los cambios económicos políticos se caracterizaron por el despoblamiento de las ciudades, debido sobre todo a las invasiones persas, árabes, eslavas y de los avaros, entre todos causaron la quiebra de la red urbana, produciendo un descenso demográfico, acusado también por las epidemias de peste y el fracaso de las autonomías administrativas agudizaron la crisis económica, un gran numero de habitantes abandonan las ciudades en busca de tierras, ruralizando la sociedad bizantina, creando asentamientos llamados “corios” (pueblos).

Bibliografía y Recursos Web

Donado Vara, Julián, La edad Media, Siglos V – XII, Editorial Ramón Areces, Madrid 2009.

Evangelos Chrysos, EL IMPERIO BIZANTINO (565-1025) Editorial Icaria, Madrid 2005, de la Enciclopedia del Mediterráneo.

http://2.bp.blogspot.com/-3RgEowMATJo/VBKYmV-
http://3.bp.blogspot.com/-gID1QokXrl8/VZ6PmJbgjnI/AAAAAAAARck/Justiniano
http://2.bp.blogspot.com/-4PVafvm7Z3o/UH5L-kvm8fI/AAAAAAAABJU/BoYYDfAAqic/s1600/800
https://apologia21.files.wordpress.com/2013/02/la-iglesia-surgida-del-concilio-de-nicea

1 Comentario

  1. Un gran resumen de la época Bizantina, me ha ayudado a entender y comprender esta apasionante etapa de la historia de Europa, tanto la Occidental como la Oriental

Dejar una respuesta