Los Hoplitas, la defensa de las Polis

En la antigua Grecia no había ejércitos profesionales ni burocracias especializadas, solo una rivalidad entre unas y otras ciudades que llegaron a conflictos bélicos, obligando a sus ciudadanos a su defensa, creándose el ciudadano-soldado.

falange-macedonia HoplitaLa discordia que había entre las polis griegas, llegando al enfrentamiento entre ellas, las luchas desembocaron a veces en la destrucción de la polis vecina con la eliminación de sus habitantes varones y a la esclavitud de sus mujeres y niños, en un acto conocido como “andrapodismo”. Hasta que surgió la esencia de la polis griega, consiste en ser una unidad legislativa. Eso quiere decir que la polis posee un corpus legal propio, y que se lo concede, mantiene y aplica ella misma. Una polis puede estar gobernada por un tirano, un rey, una oligarquía o cualquier otra variante, que incluso puede residir en otra polis; también puede poseer mucho o poco territorio y  albergar una o muchas etnias; pero nada de eso  afecta su esencia de polis, es una unidad legislativa donde prima el procedimiento legal en todas las interacciones humanas que tienen lugar en su seno. La polis puede adquirir su legislación de muchas maneras, puede contratar escribanos y gentes de leyes y organismos que los cumplan pero para ello los habitantes de las polis tenían que entrar en combate por su defensa y aunque estaba reservado en exclusiva la labor de guerrera a los aristócratas pero es a mediados del siglo VIII a.C. donde las principales guerras eran protagonizadas por los linajes mas poderosos, acompañados por una masa de individuos armados de cualquier manera, esto fue cambiando con el paso del tiempo y es a comienzos del siglo VII a.C. cuando comienzan a cambiar las tácticas bélicas, donde el combate individual de tipo aristocrático y las cargas de caballería, dan paso al estilo de lucha Hoplita, un modelo de combate sustentado por falanges respaldadas por varias filas (de cuatro a ocho) de profundidad. Formadas por guerreros de infantería pesada (el equipamiento del soldado hoplita podría pesar alrededor de unos 36 Kg.) que luchaban en formación cerrada apoyándose unos con otros con sus escudos y sus lanzas, este tipo de falange permitía la rápida sustitución de los caídos en combate mientras la retaguardia presionaban para que no se rompa el bloque que creaban.

Formación Hoplita
Formación Hoplita

Los Hoplitas iban acorazados con unos escudos circulares de un metro de diámetro, con la novedad de una doble empuñadura que se sujetaba con el antebrazo y la mano, de esta forma se podía sujetar con un solo brazo. Construidos con laminas de madera unida entre si y recubiertas con laminas de bronce. Cada Hoplita cubría la mitad de su cuerpo y la de su compañero, dando la apariencia de un gran muro infranqueable mas las multitud de lanzas que sobresalían tras sus escudos.

Esta táctica de formación compacta, denominada falange nos llega hasta el siglo IV a.C. donde ya se combina la preparación excelente del soldado mejor entrenado para el ataque en formación como un escuadrón protegido por un buen armamento, dando prueba de su gran efectividad ante sus adversarios que junto con

Yermo
Yermo

el yermo de bronce que le cubría totalmente la cabeza, dejándose una abertura en forma de T para la boca y los ojos que le obligaba a mirar siempre al frente, hacia el rival con la lanza que portaba de unos tres metros de longitud como el arma mas ofensiva que exhibían sobre sus enormes y pesados escudos. El objetivo de estos hoplitas que avanzaban ordenados y compactados que mediante el empuje y el choque frontal con el son del sonido de una flauta doble para marcar el paso al unísono, que al llegar a las filas del enemigo las iba destrozando con sus lanzas de mayor longitud y la sustitución inmediata de los que caían en primera línea eran sustituidos, esta estrategia dio un gran paso en las tácticas de la guerra, dándole una cierta ventaja.

El equipamiento de las fuerzas Hoplitas
El equipamiento de las fuerzas Hoplitas

Finalmente uno de los dos ejércitos cedía su posición y los guerreros corrían en desbandada, aunque los hoplitas de las primeras líneas parece ser que eran los más masacrados, lo cierto es que la mortandad no era tan elevada ya que el combate se daba por concluido cuando uno de los bandos había logrado poner en fuga al enemigo.

Las mejoras tácticas y de armamento griega se convertirían en la fuerza militar más efectiva del Mediterráneo oriental durante un largo periodo, hasta que llegaron los legionarios romanos que derrotaron a las falanges macedonias en Cinoscéfalos a comienzos del siglo II a.C.

Parece ser que la lucha del Hoplita en formación servía para crear una conciencia de solidaridad, fomentando la igualación de derechos políticos dentro del contexto de ciudadanía, del origen de la democracia, ya que la ciudad era un conjunto de familias en igualdad de condiciones donde lo fundamental era defender lo suyo, su familia, surgiendo el modelo de ciudadano-soldado que desempeña un papel importante dentro de la comunidad y al servicio de su familia.

Bibliografía y recursos web

http://www2.uol.com.br/historiaviva/reportagens/img/hoplitas3.jpg

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/38/Eurytios_Krater_Louvre_E635

https://s-media-cache ak0.pinimg.com/236x/57/c4/23/57c423

https://lh6.googleusercontent.com/-v1t5k6cAAxs/VLAfzM3ljDI/

No hay comentarios

Dejar una respuesta