Disputas entre el Reino de Aragón y el Reino de Castilla por el estratégico Reino de Murcia

Situación del Reino de Murcia entre Castilla y Aragón
Situación del Reino de Murcia entre Castilla y Aragón

Las disputas entre Aragón y Castilla sobre las fronteras y posesión del estratégico Reino de Murcia. Protectorado castellano desde 1243, el emirato se rebeló en 1264 como respuesta a la política de Alfonso X el Sabio, junto a una rebelión de mudéjares,  Alfonso X le da mas importancia y concentró  sus tropas en Andalucía y solicitó a su suegro, Jaime I el Conquistador, que se ocupase él de Murcia. El monarca aragonés accedió y envió un ejército que aplastó la revuelta en 1266. Tras esto Murcia fue anexionada definitivamente a Castilla y se intensificó su repoblación por campesinos cristianos, tanto de la Corona de Castilla como de la Corona de Aragón.

Alfonso X El Sabio
Alfonso X El Sabio

El Aragón del siglo siguiente tenia como objetivo recuperar el reino  Murcia, receloso de que Castilla pudiese usarla como base para competir con sus ambiciones políticas y comerciales en el Mediterráneo, pero se veía impedido a arrebatársela a los castellanos por el Tratado de Cazorla y posterior Tratado de Almizra.

La muerte de Alfonso X en 1284 trajo un problema sucesorio, pues las leyes tradicionales de Castilla declaraban que el nuevo rey era su hijo mayor superviviente, Sancho IV el Bravo (al que además apoyaba la nobleza), pero Alfonso X El Sabio designaban como sucesor al Barón Alfonso de la Cerda, hijo del primogénito de Alfonso X que le había precedido en la muerte en 1275, y que se encontraba viviendo en Aragón. Para rematar Sancho IV murió repentinamente en 1295, dejando a un niño de 9 años, Fernando IV, como sucesor. Jaime II de Aragón aprovechó entonces para intervenir en el conflicto en favor del de la Cerda y tras asegurarse de éste la cesión de Murcia, las tropas aragonesas la invadieron en 1296.

Jaime II
Jaime II

En el Tratado de Torrellas (1304), el cual también reconocía la cesión de lo que ahora es el sur de la provincia de Alicante a Aragón a cambio de la devolución del resto del territorio a Castilla. Aun así Jaime II se resistió a abandonar Cartagena hasta la firma de un segundo tratado en Elche en 1305, que confirmaba el anterior. El acuerdo no contentó a ninguna de las partes y en décadas sucesivas los monarcas castellanos pretendían por la reintegración de las tierras perdidas y los aragoneses por la unificación completa del reino bajo su bandera.

Cuando Pedro I de Castilla y Pedro IV de Aragón se enfrentaron, no estaban en juego tierras que pudieran afectar a la integridad del reino aragonés. “La guerra de los dos Pedros” La contienda coincide con la guerra de los Cien Años, entre Francia e Inglaterra. La Corona de Aragón y Castilla formaron parte de ella como aliados de aquéllos, aunque en realidad los motivos para este enfrentamiento peninsular fueron otros.

Pedro I de Castilla contra Pedro IV de Aragón
Pedro I de Castilla contra Pedro IV de Aragón

Tras solucionar la revuelta nobiliaria surgida en Castilla, Pedro I, el rey cruel inicia la guerra contra Aragón ya que lo que pretende es recuperar los territorios que cedió a Aragón en la frontera con Murcia desde el reinado de Fernando IV.

Castilla le reprocha el no prestar ayuda contra los rebeldes , incluso los acoge en su reino e incluso pactaran con Enrique de Trastámara, Castilla soportaba un profundo enfrentamiento social, cuyos bandos tenían como líderes al rey Pedro I de Castilla y a su hermano bastardo Enrique de Trastámara, pretendiente al trono castellano, respectivamente. Pedro IV de Aragón apoyó a Enrique, que, a su vez, contó con la ayuda francesa, personificada en Beltrán Duguesclin y sus famosas compañías.

El monarca aragonés tenía dos objetivos en esta lucha: incorporar el Reino de Murcia a la Corona de Aragón (aspiración que data de tiempos de Jaime I, en el siglo XIII) y

Enrique II de Castilla
Enrique II de Castilla

La guerra estalló en 1356 con motivo del hundimiento de dos naves genovesas por parte de los aragoneses en Sanlúcar de Barrameda ante la presencia de Pedro I y oficialmente la guerra se inicia con la toma de Alicante por Pedro I, en Septiembre de 1356.

En el periodo entre el inicio del conflicto hasta 1360 las tropas castellanas demostraron una abrumadora superioridad, tanto por tierra como por mar. En este periodo las tropas aragonesas y de rebeldes castellanos solo lograron una victoria contra las tropas leales a Pedro I: fue en la batalla de Araviana, acaecida en septiembre de 1359.7 Esta batalla supuso la muerte de Juan Fernández de Hinestrosa, valido y hombre de confianza de Pedro I.

Al siguiente año se crea una tregua en territorio neutral, en Navarra pero sin tener gran éxito mas bien para preparar una ofensiva ya que Pedro I contraataca por mar a Aragón y lo peor llego en el año 1358 cuando cometió los asesinatos mas atroces a su propia familia, solo puede explicarse por la manía persecutoria y la obsesión de la traición contra él, todo ello se volverá en su contra ya que fue la mejor propaganda contra el rey y que condujo al odio de sus enemigos y el de venganza de Enrique de Trastámara y del infante don Fernando.

Gran dobla de oro de Pedro I El Cruel.
Gran dobla de oro de Pedro I El Cruel.

Gran dobla de oro de Pedro I El Cruel. (expuesta en el MAN). En plena guerra civil con su hermanastro, el futuro Enrique II, el rey Pedro I de Castilla y León ordenó acuñar en Sevilla una serie limitada de monedas de gran tamaño destinadas a obsequiar a los nobles que le habían apoyado en la batalla de Nájera.

El periodo más cruento abarca hasta 1365, porque su prolongación, entre 1365 y 1369, fue más bien entre el monarca castellano y su hermano, que acabó por destronarlo en 1369. El escenario principal estuvo en las zonas limítrofes de ambos Estados, pero los reinos de Aragón y Valencia soportaron la peor parte. Ciudades como Teruel estuvieron varios años en poder castellano hasta que finalmente fueron devueltas. Otros casos como el de Caudete o Alicante fueron ocupadas por los aragoneses. No obstante, ciudades como Villena fueron devueltas a Castilla y jamás regresaron a la Corona de Aragón. Las alternativas se sucedieron, como la tregua de 1357, la paz de Terrer firmada los días 13 y 14 de mayo de 1361 y el incumplimiento del tratado de Murviedro de 1363, al que siguió una importante ofensiva castellana que llegó a protagonizar un asedio de Valencia.

Castilla y Aragón enfrentados
Castilla y Aragón enfrentados

Finalmente, la guerra de los Dos Pedros acabó sin tener un claro ganador, puesto que las pretensiones de Pedro IV de Aragón no llegaron a cumplirse y Pedro I de Castilla no llegó a vencer tampoco porque fue asesinado y destronado por su hermanastro Enrique de Trastámara.

Bibliografía y recursos web:

Historia de España de la Edad Medieval, Vicente Ángel Álvarez Palenzuela, Editorial ARIEL, Barcelona 2011.

Atlas Histórico de la España Medieval, José María Monsalvo, Editorial SINTESIS, Madrid 2010

http://www.ocesaronada.net/wp-content/uploads/2014/08/La-guerra-de-los-dos-Pedros-600×350.jpg

http://lh3.ggpht.com/_jWe9fFPrzhs/S7JcDvqGeEI/AAAAAAAAIr0/dF7-hR2w4Gg/s400/Reino-de-Murcia-1284-1304.jpg

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/df/Retrato-043-Rey_de_Castilla-Alfonso_X_el_Sabio.jpg

http://www.abc.es/Media/201503/26/jaime%20el%20conquistador–644×362.jpg

http://arquehistoria.com/files/jaime-1.gifhttp://www.biografiasyvidas.com/biografia/e/enrique_ii_de_castilla.htm

8 Comentarios

  1. Hey very cool blog!! Guy.. Beautiful.. Wonderful.. I will bookmark your website and take the feeds additionallyKI am satisfied to search out numerous useful information right here in the publish, we want develop more techniques on this regard, thank you for sharing gddgegkdkgfg

Dejar una respuesta