Publio Cornelio Escipión: una vida de éxito militar.

Publio Cornelio Escipión nació en Roma el 20 de junio del año 235 a.C. Era miembro de una de las familias más influyentes y antiguas de Roma, “los Cornelios”. Y murió el 3 de diciembre del 183 a.C.

Busto de Publio Cornelio Escipión

Su primera intervención en una batalla fue a los 17 años, acompañando a su padre Publio Escipión, en los Alpes, que alentó el inicio de la contienda contra Aníbal.

Un famoso episodio ocurrido durante su infancia fue cuando estando su padre rodeado por un gran número de soldados enemigos, consiguiendo salvarlo de la muerte.

Por lo que su padre le quiso honrar con la corona cívica, premio que solo recibían personas que habían salvado a un ciudadano romano.

 

De ciudadano a imperator.

En el año 216 a.C, Livio cuenta que se convirtió en uno de los tribunos militares.

El tribuno era un cargo encargado de comandar las legiones, convirtiéndose en uno de los principales dirigentes del ejército romano.

En la batalla de Cannas, Escipión sería uno de los diez soldados que consiguieron escapar del desastre de la batalla, según afirma Livio, en la que los romanos fueron masacrados.

Representación de la figura de Escipión “El Africano” en batalla.

Un dato anecdótico y que resulta importante señalar es el de su nombramiento como Edil, en el 212 a.C:

“Se inventó la idea de que había tenido un sueño en el que se le habían aparecido la imagen de él y su hermano Lúcio”.

Lúcio se había presentado en lugar de Escipión para el cargo, pero dada la gran cantidad de apoyos de la ciudadanía y su buena oratoria, no lo vio como mala opción el intervenir.

Finalmente fueron elegidos ambos, algo insólito en Roma, mostrándose ante su madre que quedó impactada. (Cabrero, J; 2013).

En el año 211 a.C se autopropuso como procónsul, pero el Senado se negó y le concedió un “Imperium” envíándolo a Hispania, con tan solo 24 años.

Leer más

No hay comentarios

Dejar una respuesta